Dropshipping o cómo tener una tienda sin necesidad de comprar stock

El ecommerce o comercio electrónico sigue tiene teniendo muchos adeptos. El 71% de los internautas en nuestro país entre 18 y 65 años, casi 20 millones de usuarios, hicieron al menos una compra online en 2018. Es normal que muchas compañías quieran tener la posibilidad de vender productos en su página web. Pero les da miedo “comerse” los productos si no consiguen darles salida. Precisamente para este tipo de empresas hoy queremos hablar del dropshipping.

El dropshipping permite a las empresas o incluso a particulares tener su propia tienda sin tener que invertir en un almacén ni en comprar stock de los productos que quieren ofrecer a sus clientes. ¿Cómo es eso posible? Javier Mora, CEO de Communiters, nos lo explica:

Dropshipping

 

“Existen diferentes soluciones de dropshipping en el mercado pero todas tienen un funcionamiento similar. La labor de la empresa que opta por este modelo es dedicar sus esfuerzos a la promoción de los productos de sus proveedores, automatizando los procesos logísticos al máximo. Cuando el cliente realiza un pedido la orden debe llegar directamente al mayorista para que sea él quien proceda al envío de la mercancía al cliente final. La labor de la empresa debe ser más supervisión que acción en esta parte del proceso.”

En algunas ocasiones son plataformas de comercio electrónico las que captan usuarios para este tipo de comercio. El papel que juega es por tanto similar a un afiliado. Otras veces las empresas tienen ya proveedores con los que trabajan offline. En este segundo caso intentan encontrar una solución que permita integrar su CRM con el sistema de pedidos de su proveedor para poder automatizar los procesos que antes se hacían de forma manual.

“Nuestra experiencia nos dice que hay dos retos importantes a los que se enfrentan las empresas que optan por el modelo de dropshipping. Uno es cómo poder competir en la estrategia de precios con minoristas que sí que compran stock y, por lo tanto, pueden acceder a los productos a un precio más ventajoso. El segundo reto es contar con un sistema de envíos fiable que no ponga en duda nuestra profesionalidad. Lo más importante es conseguir que nuestros clientes se encuentren satisfechos con nuestro servicio y vuelvan a realizar más compras con nosotros en el futuro.”

Como podéis ver el dropshipping es una herramienta muy potente pero que no está exenta de peligros si no se ejecuta de forma correcta.

¿Interesado en poner en marcha una tienda con un modelo dropshipping y te gustaría tener más información? Contacta con nosotros:

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Tu Teléfono (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Acepto la Política de Privacidad

Autorizo a que me contacten para ofrecerme productos y servicios relacionados con los solicitados y fidelizarme como cliente.